Saltar al contenido
Codigo Calderas

Termo eléctrico

Termo electrico

Si bien no ofrecen agua caliente ilimitada, los termos eléctricos se están volviendo cada vez más populares en los últimos años, hecho que muestra su gran cantidad de ventajas como: proporcionar una temperatura constante, funcionar con poca presión, seguridad, etc..

Actualmente se comercializan varios modelos de calentadores eléctricos , el mas popular es aquel que se denomina como “de acumulación” mas conocido como termo , puede ser el termo horizontal, vertical o si se desea uno del tipo reversible para que pueda colocarse en ambas posiciones.

Se aconseja siempre optar por un termo eléctrico vertical ya que supone una mejor estratificación que en la posición anterior en la cual se origina la caída de temperatura del agua de salida; de todas maneras, en ambas posiciones, se pueden extraer 95 litros a más de 50 ºC con el uso del acumulador de agua caliente.

El calentador eléctrico se encuentra disponible en una amplia gama de modelos que van desde los 15 litros hasta 200 litros; estos equipos ya no nos dejarán con agua fría en la mitad de un baño o ducha o esperar varios minutos para que el agua alcance la temperatura deseada.

¿Cuantos litros de agua puedo consumir?

consumo agua termo

Una ducha bien caliente es una rutina muy agradable que nos reconforta después de días estresantes para relajarnos o simplemente para entrar en calor esos días fríos de invierno que ya ni nos notamos los dedos de los pies. Tan es así, que muchas veces nos quedamos algunos minutos mas de la cuenta y no reparamos en los gastos que supone de suministros. Veamos cuánto.

Cada persona diariamente de media consume una media de 171 litros de agua, siendo en España unos de los cinco países de la UE que mas agua consume por habitante. De todo esos litros, la mayoría se van en el cuarto de baño y en sus actividades.

Tener el grifo abierto mientras nos lavamos los dientes, por ejemplo, supone un gasto de más de 12 litros por minuto. En un afeitado de cinco minutos podemos perder hasta 60 litros de agua. Y llenar la bañera de agua supone un gasto de 150 a 250 litros de agua, mientras que en una ducha consumimos de 50 a 100 litros. La OMS va más lejos y afirma que una ducha de cinco minutos consume 95 litros de agua, aunque si nuestra ducha no tiene perfilador o un sistema de mezcla de agua con aire puede llegar a los 150 litros.

¿Cuantos litros necesito?

El principal dilema al que te enfrentas, como comprador, es la capacidad. Los termos calientan el agua en el depósito, mediante una resistencia (proceso que tarda un lapso de tiempo determinado). Esto quiere decir que, el agua que no se encuentre en el depósito durante ese período de tiempo, no se calentará y, por tanto, no podrás hacer uso de ella.

Para hacer un cálculo acertado, se han de tener en cuenta, principalmente, los usos y la cantidad de personas. Y es que no es lo mismo un termo para que 6 personas se laven la cara y las manos en los aseos, que un termo eléctrico para la ducha de 1 persona (bueno, en este ejemplo concreto, los consumos se parecen).

El calculo siempre se tiene que hacer basándonos en la mayor demanda que suele haber a diario en el hogar y poniéndonos en los peores casos para no tener sustos después con la elección de tu termo.

PERSONASUSOSCAPACIDAD REQUERIDA
1 PersonaLavabo, ducha50 litros
2 PersonasLavabo, ducha, platos80 litros
3 PersonasLavabo, ducha, platos100 litros
4 PersonasLavabo, ducha, platos150 litros

¿Cómo elegir el mejor calentador eléctrico?

calentador eléctrico

Además de la capacidad en litros, para elegir el mejor calentador eléctrico debemos fijarnos en sus componentes de fabricación. Recuerda que la cal es el peor enemigo de los calentadores eléctricos por lo que dependiendo de si vivimos en zonas de aguas blandas o aguas duras, tendremos que elegir unos componentes u otros.  Los más importantes son:

Calderín o tanque interior: se trata del depósito en el que se acumula y calienta el agua. Este calderín siempre es de acero y lleva un recubrimiento de toda su superficie que garantiza la salubridad del agua, la resistencia del termo a la presión de esta y la durabilidad del producto gracias a su protección contra la corrosión.

Resistencia: se trata del componente que calienta el agua. Fabricada de cobre o cerámica, se trata de los termos eléctricos pueden tener una resistencia blindada (en contacto directo con el agua) o envainada (protegida por una vaina). Las resistencias blindadas solo se recomiendan en aquellas zonas donde el agua sea blanda, es decir, que no contenga un alto nivel de minerales o de cal que puedan corroer el termo. Este tipo de resistencias resultan muy eficaces a la hora de calentar el agua.

En cuanto a las resistencias envainadas, se recomiendan para zonas de aguas duras o altamente mineralizadas.  Está protegida por una funda metálica con recubrimiento vitrocerámico en su exterior, por lo que no le afecta la posible cal que contenga el agua.

Puede ser cerámica o de cobre. Las cerámicas son las mejores y más duraderas del mercado, así como la mejor solución para prevenir la acumulación de cal.

Las resistencias envainadas facilitan el mantenimiento del termo eléctrico, ya que para extraerlas no hace falta vaciar el termo, como sí ocurre con las resistencias blindadas que están en contacto directo con el agua.

Aislamiento. Entre la carcasa y el calderín va ubicado el material aislante del termo, destinado a reducir las pérdidas de calor y suele ser de poliuretano expandido. Un buen aislamiento es fundamental para garantizar la mayor eficiencia del calentador y no perder la energía que se utiliza para calentar el agua.

Ánodo de magnesio: Uno de los componentes más importantes que influyen en la duración de un termo eléctrico es el ánodo de magnesio. Incorporado en todos los termos la misión de este ánodo es evitar la corrosión de los componentes metálicos del termo. Debido a su importancia y al desgaste que sufre este ánodo necesita ser revisado periódicamente para garantizar la protección del termo.

Una vez que hemos elegido la capacidad del termo y sus componentes de fabricación, debemos fijarnos en el espacio que tenemos para su instalación. Los calentadores eléctricos pueden clasificarse según su instalación como: verticales, horizontales o reversibles.

Intercambiador de calor: algunos calentadores eléctricos incorporan un intercambiador de calor, serpentines diseñados para optimizar el proceso de calentamiento del agua. Por su interior circula un líquido caloportador y además permite conectar o integrar el termo en una instalación de calefacción.

Calentadores eléctricos de última generación: Otro factor en el que podemos fijarnos a la hora de elegir el mejor calentador eléctrico es su tecnología y sus opciones de programación y control inteligente. Existen ya calentadores eléctricos que incluso pueden controlarse a distancia a través de la red Wi-Fi. Cuanto mejor sea la capacidad de regulación del termo, mejor será la eficiencia energética del equipo ya que podremos controlar mejor su consumo y por lo tanto, ahorraremos energía y gasto

¿Cómo instalar un calentador eléctrico?

Instalacion termo electrico

Los calentadores eléctricos no necesitan ni ventilación ni chimeneas ni salida de gases. Para la conexión eléctrica del termo deberá utilizarse una base de enchufe de 16 A, con toma de tierra. Es aconsejable instalar un interruptor de corte bipolar, que permita la fácil desconexión del termo, en el momento de utilizar el baño o ducha.

Si los puntos de utilización del agua caliente están lejanos, es preferible utilizar dos o más aparatos, para evitar pérdidas de calor en las tuberías.

Ventajas:

  • Ecológicos con el medioambiente
  • Producto económico
  • Es más fácil de instalar, ya que no requiere una instalación de gas o para bombonas de butano
  • El agua sale caliente de inmediato, nada más abrir el grifo, y a una temperatura constante.
  • Uso fácil
  • Mecanismos muy seguros
  • No necesita un caudal de agua mínimo para funcionar

Desventajas:

  • Limitación del agua caliente según la capacidad
  • Tamaños bastante grandes
  • Precio de la energía, ya que la luz es un suministro caro.

¡Ahora que ya eres todo un experto! Te dejamos las mejores ofertas.

Te recomendamos los mejores termos electricos al mejor precio calidad del mercado con las mejores ofertas.

error: El contenido esta protegido!! No estas autorizado para copiar o distribuir esta información