Saltar al contenido
Codigo Calderas

Bozal que perros?

Cada país tiene sus propias leyes en lo que respeta al uso de bozal en perros. En España y México todos las razas de perro catalogados cómo PPP (perros potencialmente peligrosos) deben usar de forma obligatoria un bozal homologado siempre que estén en espacios públicos.

Los perros no catalogados cómo PPP pero que en alguna ocasión hayan sido denunciados por morder o atacar, deberán también llevar siempre puesto un bozal cuando estén en espacios públicos. Los parques para perros conocidos como “pipican” no son espacios privados, por lo que estos tipos de perros también deberán llevar puesto el bozal dentro.

Existe un tipo de bozal para perros Pitbull especialmente diseñado en base a las medidas de su hocico y cabeza. Dado que el Pitbull es una raza muy de moda y está obligada a llevar bozal, los fabricantes no han tardado en desarrollar uno a medida. Siendo siempre el más recomendable, el bozal de cesta.

No obstante, no de se debe utilizar bozal en el perro de forma permanente (exceptuando cuando está prescrito por un especialista titulado, como un veterinario o adiestrador canino profesional), para tratar los trastornos relacionados con la separación o como método de castigo. Tampoco debemos poner bozal a nuestro perro en casa sin supervisión, pues podríamos generar un cuadro grave de estrés y ansiedad en el perro.

Recuerda que los perros con bozal tienen más dificultar para abrir la boca por completo, lo que les impide jadear con normalidad. Con esto indicamos, que no debes practicar nunca ejercicio con un perro con bozal, a excepción de los bozales de rejilla que le permitan jadear con normalidad.

Guía de contenidos

¿Tiene que llevar bozal mi perro? ¿Cuándo es obligatorio? Normativa y circunstancias puntuales

Cualquier perro puede ser susceptible de llevar un bozal en un momento dado, independientemente de su tamaño, o de si tiene o no una conducta agresiva. Además, los perros que están considerados potencialmente peligrosos deben llevar obligatoriamente bozal, siempre que se encuentren en un espacio público. Veamos los diferentes casos.

Perros potencialmente peligrosos: ¿qué dice la normativa?

Hay algunas razas de perros que, por sus características físicas, están consideradas como potencialmente peligrosas, y uno de los requisitos que se exigen para tener uno de estos perros es que, siempre que se encuentren en un espacio público, deben llevar un bozal puesto, independientemente de si es una auténtica fiera o tan manso como un corderito.

Se trata de una normativa bastante controvertida, que muchos consideran injusta, pero mientras esté vigente debemos respetarla, no hay más remedio: el bozal para perros es obligatorio en estas razas.

La determinación de lo que es un perro potencialmente peligroso viene establecida, a nivel nacional, en el Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, y afecta, en un principio, a las siguientes razas concretas, y a sus cruces:

  • Pit Bull Terrier.
  • Staffordshire Bull Terrier.
  • American Staffordshire Terrier.
  • Rottweiler.
  • Dogo Argentino.
  • Fila Brasileiro.
  • Tosa Inu.
  • Akita Inu.

También se consideran potencialmente peligrosos los perros que reúnan todas o la mayoría de las siguientes características:

  • Fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia.
  • Marcado carácter y gran valor.
  • Pelo corto.
  • Perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 centímetros, altura a la cruz entre 50 y 70 centímetros y peso superior a 20 kg.
  • Cabeza voluminosa, cuboide, robusta, con cráneo ancho y grande y mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda.
  • Cuello ancho, musculoso y corto.
  • Pecho macizo, ancho, grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculado y corto.
  • Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas y extremidades posteriores muy musculosas, con patas relativamente largas formando un ángulo moderado.

Pero esto no es todo, al citado Real Decreto 287/2002 se suman, en algunos casos, la normativa autonómica y las ordenanzas municipales, que pueden ampliar las razas o los supuestos en los que un perro debe llevar bozal. Por ello, lo mejor es que consultes el Boletín Oficial de tu Comunidad Autónoma, así como la normativa de tu Ayuntamiento, para saber si tu peludo debe o no llevar bozal.

El bozal en el transporte público: ¿cuándo y dónde se lo debemos poner a nuestro perro?

Si no dispones de coche propio, viajar con perro no es tarea fácil, pero por suerte las cosas parecen estar empezando a cambiar, y ya hay algunos medios de transporte público que nos permiten llevar a nuestros amigos caninos con nosotros.

En la actualidad, ya es posible viajar con perro en los trenes de cercanías de Renfe o FEVE, y también en el metro de Madrid y en el de Barcelona, sin embargo, para poder hacerlo, debemos cumplir ciertas condiciones, que pueden variar según el servicio en cuestión.

Si quieres llevar a tu perro en tren o en metro, lo mejor es que te leas bien la normativa del medio de transporte que quieres utilizar, donde se te informará de puntos como la longitud que debe tener la correa del perro, o los horarios establecidos para poder viajar con tu peludo; pero ya te adelanto que hay algo que todas ellas tienen en común: todo perro que viaje en transporte público, sea cual sea su raza o tamaño, deberá llevar bozal… a no ser que se trate de un perro muy pequeño y lo lleves metido en un transportín.

Otros casos en los que tu perro debería llevar bozal

Existen determinadas circunstancias en las que también puede resultar adecuado o necesario que tu perro lleve puesto un bozal. Se trata de las siguientes:

El bozal en perros agresivos

Si tienes un perro con problemas de agresividad, que en alguna ocasión ha mordido a otro perro, o a una persona, lo mejor que puedes hacer es buscar ayuda profesional, acudiendo a un buen etólogo o educador canino, que podrá trabajar con vosotros para averiguar el motivo por el que tu perro reacciona de ese modo.

Durante el transcurso de la terapia de modificación de conducta, lo más probable es que sea necesario el uso de un bozal. Pero, eso sí: lo que nunca debería hacerse es ponerle un bozal al perro sin más, para prevenir que muerda, sin trabajar al mismo tiempo para resolver el problema de base que provoca esta reacción en nuestro perro. Ten esto último muy en cuenta.

El bozal en visitas al veterinario y peluquero canino, o cuando el perro siente dolor

También es posible que necesites utilizar uno en casos puntuales, como una visita al veterinario o al peluquero canino, por ejemplo, ya que algunos perros pueden llegar a sentirse muy estresados en estos casos.

Otra situación en la que puede ser necesario el uso de un bozal es si tienes que manipular a tu perro en un momento en que sienta mucho dolor: imagina que acaban de operarle, o que tiene una otitis, por ejemplo, y debes curarlo. Es posible que al hacerlo le hagas daño y, por mucho que te quiera tu perro, puede morderte instintivamente, al sentir mucho dolor. Por este motivo, el uso de un bozal puede ser muy aconsejable.

El bozal para evitar que tu perro coma todo lo que encuentre por el suelo

Algunos perros son como aspiradoras vivientes, y se comen todo lo que encuentran por el suelo antes de que nos demos cuenta. Por supuesto, lo mejor es enseñar a estos perros a no comer nada que no le des tú, pero eso es mucho más fácil de decir que de hacer y, en algunos casos, es prácticamente misión imposible. En estos casos, puede venir muy bien un bozal que impida que el perro pueda coger nada del suelo mientras lo lleva puesto ( como el que te enseñamos a continuacion)

Bozal Baskerville Classic – Ideal para evitar que el perro coma nada del suelo

Sea cual sea el caso, lo mejor es que tu perro esté familiarizado con el bozal por si tenemos que utilizarlo y, sobre todo, que no lo vea como algo malo: nunca le pongas a tu perro un bozal como castigo, para evitar que ladre, o para que no cause destrozos cuando lo dejas solo en casa, ya que lo más probable es que lo único que hagas sea empeorar el problema que pueda tener tu perrete.